INTRODUCCION:

A través de la tormenta y la oscuridad, guiado por el ansia de exploración, comercio o la guerra, el hombre ha encontrado su camino a través del mar o del cielo auxiliado por un reloj....Todo empezó con sólo un hombre, el más grande de la historia de la relojería británica, cuya historia ya habréis oído más veces y que no vamos a repetir. El cronómetro marino nacido del trabajo de toda su vida fué la base de la navegación naútica....y de la construcción de imperios y la exploración del globo. De su precisión dependieron las vidas de los hombres y los destinos de las naciones. Eran, sin duda, los relojes más preciados de aquellos días. Cada reloj marcado como "cronómetro" en su esfera, pretende enlazar con esas herramientas vitales, robando un poco de luz de su halo...


Con la llegada del S.XX, el problema de la navegación llega a los cielos. Mientras que los primeros aviones permanecía milagrosamente en el aire breves momentos, la llegada de la Primera Guerra Mundial los fuerza a más largas misiones de reconocimiento y combate, con lo que los métodos de la navegación naútica son extrapolados a la aérea.
En la postguerra, debido a la expansión de la aviación, tanto militar como civil, la edad de oro de las hidrocanoas, los retos de los vuelos de larga distancia y la exploración desde el cielo, hacen necesario un cronómetro de aviación, relojes de pulsera que ayudaran la navegación en los vastos oceanos del cielo...

Responsable directo del desarrollo de estos relojes fué el profesor Philip Weems de la US Naval Academy. Weems pasa parte de su vida investigando la navegación por las estrellas, incluso fundando su propia escuela en 1928.El reloj "Seconds-Setting" diseñado por Weems y producido por Longines en 1929 fue el primer reloj de pulsera construído para ser usado en la astro-navegación, en conjunción con un sextante, brújula, y por supuesto, las mejores cartas de navegación disponibles....
Conocido ahora simplemente como Longines Weems, era un reloj de segundero central, con escala rotatoria de segundos y bisel móvil. En aquellos tiempos, un segundero central era completamente desconocido en los relojes de pulsera, requiriendo un complejo y caro diseño indirecto que aumentaba el grosor del movimiento apreciablemente...

Durante toda su historia, los cronómetros marinos habían contado con un segundero aparte; a las velocidades de la aviación, el conocer al segundo el tiempo se hace primordial, unos pocos segundos de desviación pueden llevar a enormes errores de navegación. El sincronizar los segundos con una fuente fiable antes del despegue y hacer correcciones manuales frente a señales de radio durante el vuelo, permiten al navegador mantener una ruta precisa.
Un reloj mejorado, o al menos, más complejo basado en el sistema Weems fué diseñado por el reputado aviador Charles Lindbergh, y producido por Longines in 1932. Su reloj de "Angulo horario" adoptó la escala rotativa interior de segundos usada en los relojes "Weems Seconds-Setting", usando el bisel para calcular la longitud a través del ángulo horario de Greenwich.......



Longines Lindberg reedición de 47mm


A lo largo de la guerra, los segundos centrales se mantienen como la diferencia entre los relojes militares de aviación y los usados en tierra, con segundos subsidiarios. Los relojes de los aliados y del eje comparten las mismas características básicas : Esfera negra, números árabes blancos y agujas de horas, minutos y segundos blancas, todos recubiertos de material luminiscente y segundero central, pero adoptan tamaños radicalmente diferentes; el aliado A-11, de 31mm pero muy legible, fué adoptado por la US Army Air Force en 1941, y producido en grandes cantidades por Elgin, Waltham, and Bulova, con un reloj similar construído en menores cantidades para la US Navy por Hamilton. La RAF también adopta un Waltham A-11 en 1942, bajo la especificación 6B/234.Una distinción de diseño entre el A-11 y los otros 6B/234 era que llevaba números árabes adicionales por fuera del anillo de minutos para indicar incrementos de 10 minutos.



Imágenes del Waltham A-11

Los Beobachtungsuhren ( relojes de observador ) o "B-Uhr," de la Luftwaffe eran de 55mm de diámetro y eran usualmente llevados sobre la chaqueta de vuelo o en el muslo.




Fueron producidos por IWC , Laco, A. Lange & Sohne, Stowa, y Wempe....





Mantenían los estándares de prestaciones de los cronómetros de marina y llevaban protección antimagnética que los marinos no llevaban... Incluso algunos B-Uhren de IWC compartían movimiento con algunos cronómetros llevados en las unidades de la Royal Navy británica.

Para la otra potencia del eje, Japon, Seiko produjo un reloj de 49mm basado en un calibre de reloj de bolsillo de Seikosha....
.....




EL RELOJ:

Después del Laco Replika de 55mm que ya os presenté....( Ver http://www.foroderelojes.es/showthre...=2618#post2618)



me quedaba con el gusanillo de un BÚhr auténtico...Los hay por eBay, pero las cifras son tan altas y el estado tan malo que uno se lo piensa.....Recordando que Laco sacó una edición limitada de 75 piezas de su B-Uhr, con un 80% de sus piezas originales y el resto manofacturadas para la ocasión, sólo había que buscarlo......Y Pedro obró el milagro...



Las fotos, como véis son del maestro Santi, sólo él podía comunicaros tanta belleza....( Son fotos muyyyy grandes, yo creo que la pieza lo merece.....)

La primera impresión es increíble....Sus 55mm de acero arenado y oscuro, lo pesado del conjunto, la correa larguísimaaa ( A mí, que soy de muñeca gorda, me da dos vueltas )........





Al abrir el fondo, vemos las grabaciones, exactas al original, sólo es nuevo el número de la serie limitada....



El darle cuerda es una experiencia diferente....me recuerda más a un despertador que a un reloj de pulsera. Cuando su corazón, ese volante enorrrme se pone en marcha, se escucha a una distancia considerable, incluso vibra en la muñeca...



Muchas fotos del movimiento, merece la pena....





Una pieza para mí excepcional, poco ponible, es cierto, pero el orgullo de cualquier colección de fliegers....

Prometo alguna wristshot a la vuelta de BCN.

Gracias a Santi por sus fotos y a Pedro por el reloj...

Espero os guste, y gracias por mirar...

Saludos