Creo que se me ha ido la pinza definitivamente pero hoy me he dado cuenta de que en la misma época en que el cuarzo estuvo a punto de acabar con la relojería mecánica, el pretaporter casi arrasa con la alta costura.
Es curioso como ambos se han recuperado. Con una diferencia: mientras las estrellas en la relojería son, como no podía ser de otra manera, los propios relojes, en lo otro los modistos de toda la vida se han convertido en auténticos fenómenos sociales, dejando a un lado la ropa, lo que no me extraña dado los adefesios que presentan en las pasarelas.
Y por supuesto el pretaporter y el reloj de cuarzo forman parte de la cultura popular y sino que se lo pregunten a Zara o a Casio.
Si amigos, he dejado la medicación y ya la cosas se me lían un poco en la cabeza y voy a pedir cita a mi psicólogo....


Uploaded with ImageShack.us


Uploaded with ImageShack.us