Nunca he tenido uno en las manos pero debe ser una experiencia única