Nada, que tenía el día fotográfico