El Fiat G.91, apodado Gina, era un caza monoplaza de reconocimiento y asalto de fabricación italiana. Se intentó que se convirtiera en el equipamiento estándar de las fuerzas aéreas de la OTAN en los años 60. Eventualmente sólo fue adoptado en tres países: la Fuerza Aérea Italiana, la Luftwaffe alemana y la Fuerza Aérea Portuguesa. Aún así, gozó de una larga vida en servicio activo, superando los 35 años. Fue extensamente utilizado por Portugal durante la Guerra colonial portuguesa en África. También fue fabricado bajo licencia en Alemania.



Y si volaba en un G91, el reloj que llevaba era......






Un Leónidas CP1, por supuesto...